Remedios caseros para la gastritis


Remedios caseros para la gastritis 


La gastritis es una inflamación del revestimiento del estómago que por lo general se puede tratar en casa con remedios naturales. 

El tratamiento de la gastritis depende de su causa, pero en su mayor parte, la gastritis es tratada reduciendo el ácido estomacal. 

Estos remedios caseros para la gastritis ayudarán a tratarla. 

soluciones 

Causas y síntomas 
La gastritis es causada con mayor frecuencia por el consumo excesivo de alcohol, vómitos crónicos, el estrés o el uso a largo plazo de ciertos medicamentos anti-inflamatorios. 

Los casos agudos de gastritis son causadas por infecciones bacterianas o virales, tales como anemia perniciosa o por reflujo biliar. 

Los síntomas pueden incluir dolor abdominal, náuseas, vómitos y pérdida del apetito. 

Los remedios líquidos 
Algunas bebidas confeccionadas son efectivos remedios caseros para la gastritis. 

El principal tratamiento es consumir nada más que agua de coco durante las primeras 24 horas luego de que comienzan los síntomas de la gastritis. 

Otro remedio es beber medio vaso de jugo de patata media hora antes de las comidas. 

Combina 200 ml de jugo de espinaca y 300 ml de jugo de zanahoria y toma la bebida una vez al día. 

Las bebidas calientes puede ser igualmente efectivas. Vierte una taza de agua hirviendo en una taza con dos cucharadas de hojas de durazno y deja enfriar durante 10 minutos. Debes tomar esto tres veces al día para ayudar a tratar la gastritis. 

Sumerge tres o cuatro higos en agua tibia durante 10 minutos y luego cola el liquido para hacer otro tratamiento casero para la gastritis. 



Hierbas naturales 
Las infusiones de hierbas son muy buenos remedios caseros para la gastritis. 

Bebe un té de regaliz tres veces al día. Es media cucharadita de regaliz en agua hirviendo, espera 10 minutos, luego filtra y bebe. 

Masticar jengibre fresco antes de las comidas puede prevenir la gastritis. El jengibre también puede aliviar la mayoría de los síntomas de la gastritis como las náuseas, la indigestión y los gases, ya que, el jengibre cura el estómago y el tejido intestinal, y es un anti-inflamatorio y anti-bacteriano natural. 

Masticar hinojo asado después de las comidas también puede proporcionar alivio de la gastritis. 

Cambios en la dieta 
Algunos cambios simples en tu dieta pueden ayudar a superar y prevenir que la gastritis se repita. 

Asegúrate de beber jugo de frutas todos los días y al menos ocho vasos grandes de agua. 

Una taza de gachas de arroz dos veces al día es un efectivo remedio casero para la gastritis. 

También se recomienda comer muchas frutas jugosas y tener la última comida por lo menos 2 horas antes de irse a dormir. 

Lo que no debes comer 
No comer alimentos picantes o carne, y abstenerse de beber té o café mientras que sufres de gastritis. También debes abstenerte de los productos del tabaco y la nicotina, dulces, alimentos ácidos, encurtidos, chiles, condimentos y especias, en especial el pimiento rojo. 

Debes dejar de tomar medicamentos anti-inflamatorios si tu gastritis fue causada por el uso crónico de estos medicamentos. 

Deja de beber alcohol si la gastritis fue causada por el consumo excesivo o habitual. 

Gastritis no dietética 
Existen tratamientos caseros que pueden ayudar si tienes gastritis que no tiene que ver con tu dieta. Aplica calor dos veces al día con una compresa caliente o botella de agua caliente en el estómago cuando está vacío o por lo menos 2 horas después de comer. 

También debes darte un baño de fricción seca frotando la piel con una toalla seca o un cepillo de cerdas suaves, así como un baño de esponja todos los días. 

¿Que hacer cuando no puedes dormir?

Si alguna vez ha sufrido de ella, usted sabe que el insomnio puede ser aterradora. Le pegan, y no se puede ver el final de la misma. Un...