Propiedades del pino



La trementina (sustancia oleorresinosa) es útil por sus propiedades balsámicas, emoliente muy potente y eficaz, antisépticas, antirreumáticas, diuréticas y depurativas. 

Aplicada en inhalaciones tiene probada eficacia en las afecciones de tipo respiratorio, tales como bronquitis y asma. Es igualmente útil contra resfriados, rinitis y sinusitis. Puede aplicarse igualmente con buenos resultados en forma de fricciones, por vía oral o baños calientes.

La trementina es también antiinflamatoria. Posee acción revulsiva de los tejidos, consiguiendo así la desinflamación, especialmente adecuado en dolores reumáticos y musculares, también en caso de contracturas o contusiones.



Un efecto demostrado de la trementina es su capacidad estimulante de las gládulnas suprarrenales, esto le hace especialmente útil como tónico y revitalizante general del organismo.



Del pino se extrae también el alquitrán o brea vegetal, el cual contiene sustancias fenólicas de acción expectorante, antiséptica, emoliente y balsámica. Tiene aplicación externa como suavizante de la piel, y en afecciones dérmicas o inflamaciones crónicas, tales como micosis, parasitosis, eccemas, psoriasis, etc.

Infusión de pino para variados usos internos, como balsámico, antirreumático, diurético, depurativo, afecciones respiratorias...

Para las aplicaciones internas ya descritas, se puede hacer una infusión a base de yemas de pino (entre 20 y 40 gramos) por cada litro de agua. Se toman unas hasta 4 tazas al día.

Aplicaciones externas de pino (baños, vahos y fricciones)

Para las aplicaciones externas, o las internas por vía cutánea ya descritas, se pueden realizar las siguientes preparaciones:
· Baños: muy adecuados por su acción emoliente, balsámico y antirreumático. Se hace una decocción con 1/2 kg. de yemas de pino en 2 litros de agua durante media hora. Tras filtrar el líquido se añade al agua caliente de la bañera. Opcionalmente, se pueden sustituir las yemas de pino por esencia de trementina, añadiendo al agua de la bañera unas 50 gotas.

· Vahos: especialmente indicado para las afecciones de tipo respiratorio, bronquitis y asma, se realiza de la misma forma que los baños ya descritos arriba, sea mediante decocción o esencia de trementina. El líquido caliente se echa en una palangana y se inhalan los vapores profundamente, cubriendo ésta y la cabeza con una toalla amplia para obtener la máxima absorción.

· Fricciones: las fricciones son útiles en caso de bronquitis, o dolores musculares y articulares, por ejemplo de los reumáticos. Para la bronquitis se realizan fricciones sobre el pecho del paciente con una gasa humedecida en esencia de trementina, hasta obtener el efecto rubefaciente (piel rojiza). En reumatismos se aplica sobre las zonas doloridas, inflamaciones de los músculos o articulaciones.

Precaución: El vapor de las partes de pino en decocción puede producir combustión, para evitarlo no poner la olla a fuego vivo, o en su defecto utilizar un hornillo eléctrico. 

¿Que hacer cuando no puedes dormir?

Si alguna vez ha sufrido de ella, usted sabe que el insomnio puede ser aterradora. Le pegan, y no se puede ver el final de la misma. Un...