Ginseng Remedio Natural



Normaliza la presión arterial. Se utiliza para combatir la anemia. Cuenta con polisacáridos que le confieren una acción estimulante de las defensas del organismo.

Su empleo como afrodisíaco se debe a que es un estimulante del sistema nervioso central y un estimulante sexual.


Para aprovechar al máximo sus propiedades, se necesita un tratamiento de unos quince días, no siendo recomendable un uso prolongado que exceda de dos meses, ya que puede provocar hipertensión, insomnio, erupciones cutáneas.

Tiene propiedades tónicas y reconstituyentes. El ginseng incrementa la secreción de insulina y además regula la formación de glucógeno hepático.

Reduce los niveles de quilomicrones y VLDL en sangre y por tanto de colesterol y triglicéridos.

 El ginseng es febrífugo y regulador de la presión sanguínea, disminuyendo al mismo tiempo el porcentaje de colesterina. 

Estimulante del sistema nervioso central (suprime la sensación de fatiga). Se puede utilizar en el tratamiento de enfermedades de pulmón.

La raíz del panax es utilizada en los estados de falta de vitalidad, fatiga fisica e intelectual y también en los disturbios ligados a la vejez y al estrés.

Otras utilizaciones populares del ginseng necesitan, todavía, estudios clínicos que las avalen: diabetes, enfermedades hepáticas, fiebre, reumatismo, vómitos durante el embarazo, hipotermia, alteraciones nerviosas, anorexia, depresión, neuralgias, etc.

Tónico

Para utilizarlo como tónico se puede hervir su raíz durante una o dos horas.

Como infusión se tomará media cucharadita mezclada en una taza de agua, dejándose hervir durante un minuto, dos veces al día
En forma de polvo, un gramo de raíz pulverizada mezclada con agua 2 ó 3 veces al día. 
x


¿Que hacer cuando no puedes dormir?

Si alguna vez ha sufrido de ella, usted sabe que el insomnio puede ser aterradora. Le pegan, y no se puede ver el final de la misma. Un...