Champús caseros ¿Cómo prepararlos?





El cabello requiere tanta atención como el cutis, aunque, en muchas ocasiones, lo descuidamos y tan sólo nos limitamos a lavarlo, sin más, con cualquier champú, se adapte o no a nuestro tipo de cabello.
Para empezar y, como ocurre con el rostro, es básico saber si es graso, seco, normal…, pues los problemas y los cuidados para solucionarlos serán distintos.

Como recomendaciones generales, eso sí, están la de lavarlo con agua tibia, no demasiado caliente, y aplicar el champú con un suave masaje con movimientos circulares.

No hay que darle mucha importancia si se forma más o menos espuma, pues algunos de los champús más puros y mejores apenas hacen. Si están hechos con yogur, yema de huevo, romero y salvia, mucho mejor.
Después, es básico aclararlo bien y acabar con agua fría. Si antes del último aclarado lo masajeas con vinagre de sidra quedará más brillante. En cuanto al acondicionador, debe aplicarse una vez a la semana en el caso de que tengamos el pelo seco, cada 15 días si es normal y no más de una vez al mes si es graso y para terminar, resulta fundamental no abusar del secador sino dejarlo al aire siempre que sea posible.



Otros cuidados básicos que deberíamos brindar al pelo serían cortar las puntas al menos una vez cada dos meses para sanearlo, y utilizar cepillos y peines de cerdas naturales para evitar dañarlo.
Igualmente, es aconsejable sustituir los tintes químicos por colorantes naturales, como la henna, libres de amoníaco así como de otras
sustancias agresivas.

Recetas para la elaboración de champús caseros

Champú de romero para cabellos grasos
Ingredientes
1 cucharada de champú neutro
1 yema de huevo
3 gotas de aceite esencial de romero

Preparación

Se mezclan bien los ingredientes y se baten hasta conseguir una pasta cremosa. Se aplica el champú y se enjabona normalmente el cabello. Mejor no guardar el resto de champú, pues no se conserva bien.

Champú proteínico de salvia

Ingredientes

30 g de salvia
1 litro de agua
1 vaso de champú neutro
2 huevos

Preparación

Se hace una infusión de salvia y se cuela. A continuación, se lleva al fuego y se disuelve el jabón, removiendo constantemente. Una vez fría, añade los huevos y mezcla. Envasa y deja reposar durante un día entero. Agítalo antes de usar.

Champú de órgano y nogal para oscurecer el cabello

Ingredientes

50 gramos de órgano
50 gramos de corteza de nogal
I jabón neutro
3/4 de litro de agua
Preparación
Hierva en el agua el órgano y nogal durante 15 minutos, en un recipiente con tapa.
Deje enfriar. Cuele y mezcle con el jabón neutro previamente hecho escamas. Refrigere si no lo va a usar enseguida.
Tanto el órgano como el nogal oscurecen el cabello
Champú de sábila o aloe vera

Ingredientes

100 gramos de sábila
I jabón neutro
3/4 de litro de agua

Preparación

Hierva la sábila durante 15 minutos, en un recipiente tapado. Deje enfriar. Cuele; enseguida, agregue el jabón neutro previamente hecho escamas. Deje que se diluya. Para que este shampoo se conserve durante más tiempo debe refrigerarlo.


¿Que hacer cuando no puedes dormir?

Si alguna vez ha sufrido de ella, usted sabe que el insomnio puede ser aterradora. Le pegan, y no se puede ver el final de la misma. Un...